¡EMpezo black friday balls!

Amor propio, salud y aprender a disfrutar

Por Fran Reinking, Nutricionista, apasionada por la alimentación sana, creadora del Blog @Comidasinculpas y dueña de la tienda online de nutrición y salud @good.food.cl

 Te contaré una escena clásica que muchas personas han vivido (y estoy segura que tú y yo no somos la excepción).

“Te despiertas en la mañana y te miras al espejo. Vez esos rollos que odias, y que tus piernas son mucho más anchas de lo que te gustaría. Abres Instagram y vez todas esas cuentas de famosas donde salen con sus abdominales marcados y piernas tonificadas. Te das cuenta que odias tu cuerpo y decides que es tiempo de hacer algo (como por 3 vez este mes). Tomas ese vinagre de manzana en ayunas (que odias, pero lo haces porque leíste que quema grasa) y luego comes 2 galletas de arroz con quesillo. Sabes que es poco, pero mientras menos comes te sientes mejor. Tu almuerzo es una ensalada verde con huevo duro y te obligas a pensar que eso es suficiente. Y cuando llegas a tu casa en la tarde; cansada, con hambre e irritable ya no quieres más luchas y te comes todo lo que encuentras en el camino. Te odias por tener “poca fuerza de voluntad” y sientes que tiraste nuevamente la toalla. Y para rematar, mientras te comes una barra de chocolate, sigues viendo esas fotos en Instagram, pensado que solo serás feliz cuando te veas como esas modelos”.  

¿Te suena un poco familiar esto? La sociedad y los medios de comunicación nos han metido en la cabeza que mientras más delgadas nos veamos, más sanas estaremos. Pero déjame decirte algo…

¡No es cierto! La salud y nuestra vida en general es mucho más que solo vernos delgadas. Y el cambio debe partir desde tu interior.

Por eso el amor propio es uno de los factores más importantes y determinantes para hacer cambios reales y duraderos.

Entender que eres hermosa con todos tus defectos es lo más importante. Porque desde ahí entenderás que no necesitas encajar en las medidas perfectas para estar sana y sentirte bien. Entenderás que ser saludable es mucho más profundo que un número en tu pesa.

Y entenderás que muchas veces, necesitas hacer cambios reales para estar bien, sentirte bien y estar sana. 

Cuando tu objetivo real sea sentirte mejor contigo misma y poder disfrutar de la vida (liberándote de las cadenas que la sociedad nos ha creado) los cambios que harás en tu vida no serán una tortura.

Aprender a comer es muy importante, pero aún más lo es aprender a disfrutar sin la culpa. 

Por eso mi principal invitación es que te mires al espejo y veas todas las cosas buenas que tienes y aquellas cosas que sabes que no te hacen bien ¡es tiempo de cambiarlas! Toma el control de tu vida y vuélvete la protagonista.

¿Y a qué me refiero con aprender a comer?

* A buscar alimentos que nos nutran, que nos aporten beneficios y que nos den satisfacción.

* Se consciente de que cosas te hacen bien y cuáles no, y toma el control aprendiendo a eliminar aquellos alimentos que no son buenos.

* Disfruta de los alimentos vegetales, incorpóralos más a tu día a día y siente como poco a poco va mejorando tu vida.

* Hidrátate ¡el agua es vida!

* Disfruta de pequeños placeres y olvídate de la culpa. No hay nada peor que culparte por disfrutar de pequeñas cosas.

¡Y por último! Encuentra tu equilibrio. Encuentra ese punto donde te sientas cómoda, bien y feliz.

Estos son los más sinceros consejos que puedo darte.

De todo corazón

Fran Reinking – Comida sin culpas

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario